proccyt-logo

SUSTENTABILIDAD

Promovemos prácticas éticas y responsables que contribuyan a la protección de la salud humana, la biodiversidad y el medio ambiente, mediante procesos de mejora continua en el manejo, control, uso, distribución, comercio, etiquetado, envasado, almacenamiento y disposición final adecuada de plaguicidas.
Contamos con distintos programas para promover estas prácticas y contribuir a la salud y a la seguridad alimentaria.
CuidAgro™ es un programa de responsabilidad social de la industria de protección de cultivos, cuyo propósito es fomentar el uso responsable de los productos de protección de cultivos, a través de diferentes cursos de capacitación dirigidos a agricultores, aplicadores, transportistas, distribuidores, profesionales del agro, entre otros usuarios que tienen contacto con los plaguicidas a lo largo de la cadena productiva agrícola.

Los contenidos temáticos están orientados a conocer todas las medidas de prevención que se deben realizar al emplear productos fitosanitarios.
Por ejemplo, el uso correcto del equipo de protección personal, compresión de etiquetas, calibración de equipos de aspersión, el cuidado de los polinizadores, primeros auxilios en caso de exposición a productos de protección de cultivos, por mencionar algunos.

CuidAgroSM tiene el compromiso de cumplir con el Código Internacional de Conducta para la Gestión de Plaguicidas, elaborado por la Organización para la Agricultura y la Alimentación, de Naciones Unidas, FAO.

Entre sus actividades, colabora con diferentes organismos de gobierno, asociaciones agrícolas e instituciones educativas que contribuyen al desarrollo del campo mexicano.

COEXISTENCIA Y POLINIZADORES

La Apicultura y la Agricultura son actividades que conviven y se complementan. Fomentar el diálogo y la colaboración e impulsar buenas prácticas apícolas y agrícolas es fundamental para asegurar la salud de las abejas y la producción sustentable de alimentos.

La Industria de Protección de Cultivos promueve acciones puntuales para lograr la coexistencia y el beneficio mutuo de ambas actividades: impulsar buenas prácticas agrícolas en agricultores y apicultores; identificar, ubicar, combatir y castigar el comercio ilegal de plaguicidas; y fomentar la investigación y desarrollo orientados a mitigar los impactos multifactoriales (clima, parásitos, crecimiento urbano, etc).

Recomendaciones sobre buenas prácticas

Para promover el diálogo y colaboración entre apicultores y agricultores, algunas buenas prácticas apícolas y agrícolas que promovemos son:

  • Seguir las instrucciones de la etiqueta para utilizar la dosis correcta.
  • Tomar en cuenta la velocidad y dirección del viento durante la siembra y/o aplicación de plaguicidas.
  • Utilizar equipo de aplicación de deriva reducida que esté en buenas condiciones y calibrado.
  • Implementar un plan de manejo integrado de plagas para aplicar plaguicidas solamente cuando sea necesario.
  • Evitar aplicaciones de plaguicidas cuando las abejas están forrajeando y cuando las plantas están en floración.
  • Los agricultores deben identificar los polinizadores de la región en donde se encuentra el cultivo, y los apicultores deben conocer los cultivos cercanos a sus colmenas -no más lejos de 1 kilómetro- pues son una fuente de alimento para las abejas.
  • Informar con anticipación a los apicultores locales antes de aplicaciones así las colmenas cercanas pueden ser movidas o protegidas.
  • Proveer zonas de alimento con polen y néctar plantando camas de flores y manteniendo filas en los bordes y espacios sin aplicaciones. Esta actividad puede aumentar un 30% de la productividad gracias a una buena polinización.
  • Utilizar solo productos genuinos y alertar a las autoridades de productos adulterados o ilegales que tienen impactos desconocidos en la vida silvestre.
  • Inspeccionar las colmenas rutinariamente para controlar enfermedades e infestaciones de ácaro, como el Varroa, que es la causa principal de muertes de abejas en todo el mundo.
Nuestra prioridad es la protección al medio ambiente. Con el programa ‘‘Campo Limpio’’ operado por Amocali A.C. realizamos el manejo integral de residuos y envases vacíos de plaguicidas, a fin de disminuir los riesgos al medio ambiente.

En 2010 se crea AMOCALI, siendo PROCCYT socio fundador.

AMOCALI coordina estrategias de manejo de envase vacíos de productos.

El Plan de Manejo de Envases Vacios de Agroquímicos está autorizado por SEMARNAT de acuerdo a la Ley General para la Prevención y Gestión Integral de los Residuos.